caminos y encuentros

Portada
Pink Printed Dress
Obras
Reseña

Una mujer, un país y un destino. Una novela donde se mezcla el esoterismo de la OUIJA y el tarot en el contexto de una época trágica. Es una novela llena de optimismo, amor y esperanza.

En un encuentro fortuito con la cartomántica Josefina, Marlene descubre que tiene poderes inusitados. Este conocimiento desata en ella un abismo de confusiones. Después de un tortuoso madurar comprende su misión.

Marlene, en el papel de vidente y adivinadora, juega con un grupo de amigos a las cartas y la Ouija, practica contactos con personajes que deambulan todavía en el más allá, predice todos lo movimientos de Noriega y las fuerzas involucradas en la “crisis”. Leer la Ouija, el té, hacer el Tarot político como “persona ausente”, a personajes como el general Noriega se convirtió en clave imprescindible para conocer el mañana. El diablo, la muerte, el ahorcado, la torre y el loco danzaban en torno a la baraja del funesto personaje. Utilizan las informaciones para advertir lo que en la ciudad de Panamá se suscitará en el proceso de liberación de la dictadura.

CARLOS RENÉ GARCIA ESCOBAR, escritor, Ciudad de Guatemala, Guatemala

  • Editados: 9,000
  • Portada:
Compartir:

Like

Haga clic para darle un like en facebook.

Puntos de venta

Haga clic para conocer más sobre los puntos de venta.

Editor y distribuidor

Distribuidora Lewis

Ver otras obras

Haga clic para volver al listado de obras.


ANALISIS LITERARIOS DE LA NOVELA CAMINOS Y ENCUENTROS

“MADE IN PANAMÁ”

Prof. Yolanda Crespo Díaz, Catedrática titular de la Universidad de Panamá, Panamá

“El dolor es una escuela en que aprendemos a ser verdaderos seres humanos, con la sensibilidad necesaria para desprendernos de todo egoísmo y dedicarnos a los demás. El egoísmo siempre acaba en vacío y desolación” Rose Marie Tapia R.

La novela Caminos y encuentros de Rose Marie Tapia finalista del concurso Ricardo Miró 2000, cuya trama narra las vicisitudes de la hechicera Marlene, personalidad activísima presenta a la mujer-maga que no quiere negarse a la llamada de la libertad a pesar de estar viviendo una cruenta dictadura militar.

Cercana a las causas femeninas, la autora los caminos y azares por donde ha transitado su vida. Caminos y encuentros versa sobre la condición de la mujer en la sociedad panameña. La narradora estuvo ligada a cosas que exigen mucha disciplina, mantuvo un papel relevante como militante política opositora. Atesora sus experiencias en el ocultismo. Que dice practicar por su pasión por la paz: el conocimiento de la parapsicología que ha permitido ayudar a otros y prevenir desgracias: Tapia abunda en la realidad como el la ficción, se integra en el discurso novelesco con soltura.

Rose Marie Tapia (1947) al igual que la protagonista muestra una especial devoción por su madre a quien dedica su primera novela. Ideó una trama de toda clase de juegos narrativos, en una situación que plantea la mujer pitonisa que busca el futuro a través de la magia, el cultivo de las artes ocultas y la parapsicología. Recrea con propiedad la atmósfera necesaria a cada episodio evocando épocas significativas de la historia política panameña, en la cual participa como disidente. Retrata la dictadura, el terrorismo de Estado, la lucha civilista, las manifestaciones, las declaraciones de Díaz Herrera, el cierre de los bancos, los Batallones de la Dignidad, la invasión, el saqueo de los negocios y el gobierno de reestructuración nacional a través de Marlene, quien era miembro activo del partido MOLIRENA durante la dictadura militar pudo predecir ataques y muertes, menciona su relación con el ex presidente Billy Ford, a quien trató de prevenirle su infortunio y golpiza, la muerte de su guarda-espaldas, revela su estrecha amistad con el doctor Casco Arias (q.e.d.p.) y menciona a otros políticos que figuran en sus visiones proféticas. La fula es la conspiradora intelectual de una serie de acontecimientos con su visión transformadora imagina un mundo donde una mujer puede ocupar ciertas posiciones en esta obra autobiográfica. La protagonista principal tiene poderes psíquicos y profetisa el futuro.

Tapia incursiona en el género literario más difícil, la novela, y como principiante utiliza un lenguaje sencillo, se distingue por su claridad y realismo mágico, combina con habilidad sus memorias e intenta mezclar historia, sociología, esoterismo con literatura. La autora trata de evocar atmósferas, de crear ambientes y de trasmitir sensaciones en una prosa desbordada en la que todo es posible en un doble juego donde transita quien sueña y quien lee. Describe la ciudad de Chitré, la iglesia de Parita así como sus áreas aledañas. Protesta contra la depredación del medio ambiente y de la ecología. Plantea su inquietud por el papel de la mujer desde un nuevo prisma. Crece con la identidad extraviada, jugando con los poderes mágicos de su raza y rodeada de los augurios de quienes ven en ella la sombra del infortunio.

Se encuentra en un hospital a Josefina, una colombiana negra de Santa Marta, experta en cartomancia y le enseña a Marlene las barajas españolas, la discípula supera a la maestra y le pronostica su exilio. Ambas participan en las sociedades secretas y de la cábala. “Espiritualmente nos parecíamos, éramos escrutadora, amantes del conocimiento oculto; con gran capacidad para penetrar en el alma de las personas y gran amor al prójimo”. Se convierte en una experta en leer el futuro en las cartas, manos, Ouija y la baraja política por medio del Tarot. Relata los avatares de una tribu que ponía todo en tela de juicio; reclama la libertad ciudadana.

La llamaban bruja y le temen, estudia las artes esotéricas, aprende las técnicas de Control Mental; estudia la Energía Universal, relata una experiencia curativa. Se siente marginada. Marlene es sacerdotisa moderna que practica el espiritismo científico, se considera una buena médium. Estudia fenómenos como la percepción extrasensorial, practica la telepatía y la clarividencia. Devela “el encantamiento erótico, la exaltación mística, estados alterados de conciencia, trance lúcido, el perseguimiento amoroso de mal fin, la promesa no mantenida, la catástrofe producida por la imprudencia, la posesión maléfica, la ataduras terrestres, el atrapamiento amoroso nefasto, el sacrificio transformador, monstruos que habitan dentro de nosotros, tentaciones al acecho, detonantes de la devastación emocional y psicológica”

Incursiona en la literatura y decide escribir su primera novela; recuerda aquellos artistas, para los que el arte es más fe que oficio. Existe una cierta audacia a la vez de orgullo personal de sentirse única. Su actitud bohemia es una clara protesta contra el capitalismo y la sociedad burguesa en el poder. Se siente y actúa como una verdadera proletaria intelectual, se solidariza con los marginados de la sociedad. Combate la dictadura militar, entreteje la fantasía de sus ideales y comparte el rico manantial de sus deseos y vivencias. La novel escritora herrerana siente que se realiza con la lectura y la terapia, regala a sus personajes la libertad de inventarse a sí misma y encontrar a Dios, descubre el amor a la vida. En el desenlace sostiene:

“El origen de la inestabilidad espiritual es la escasa confianza en Dios. Voy a depositar toda mi confianza en Dios, le voy a pedir fortaleza para resistir, paciencia para sufrir, constancia para perseverar; no me voy a dejar consumir por la tristeza. Si asumo la voluntad de Dios, no sufriré daño”.

Caminos y encuentros ha sido el vehículo narrativo de la autora para exorcizar sus demonios y vaciarse de algunas inquietudes que la obsesionaban: es a la vez su intento de novela y ensayo, cuya meta central es compartir sus experiencias y trazar la historia de una vida intelectual, intenta resolver los enigmas del mundo nos da sus lecciones y consejos de autoayuda. “Lo importante es un cambio de actitud. La causa del estrés no es la gente, las frustraciones, la decepción. El deseo insatisfecho. La causa es la actitud hacia esas cosas”. Rose Marie Tapia( Chitré, 1947) es una nueva figura en la narrativa istmeña; le auguramos, muchos éxitos en su futura carrera como escritora.

UNA MUJER, UN PAÍS, UN DESTINO

Carlos René García Escobar, Guatemalteco, fue Jurado Calificador en la rama de novela en el Certamen Literario Ricardo Miró, versión 2000, en la ciudad de Panamá, República de Panamá.

Caminos y Encuentros es una sorprendente novela que ganó mención honorífica en el recién celebrado Premio Nacional de Literatura de la República de Panamá en su versión 2000. Esta novela conduce al lector por los senderos de la magia y la adivinación que un grupo de panameños comprometidos recorrió en los momentos crucialmente históricos que su país ha experimentado en épocas recientes. Ejerció facultades especiales, bajo sus naturales instintos, para conocer los hechos más de cerca y prevenir sus consecuencias, en función de mejores soluciones para reforzar la lucha por cambios políticos que transformaran la vida nacional de una vez por todas.

Su autora, Rose Marie Tapia, una mujer de temple de acero ante las crueles circunstancias de cierta enfermedad desconocida. Presenta un personaje predestinado en Panamá. Marlene, como protagonista en el papel de vidente y adivinadora, juega las cartas y la Ouija, practicando contactos con personajes que deambulan todavía en el más allá. Utiliza las informaciones adquiridas mediante sus poderes para conocer lo que en la ciudad de Panamá se suscitará en el proceso de lucha por el poder. Sin embargo, sus consejos no son tan bien recibidos por la natural desconfianza de los políticos amigos y, claro, los acontecimientos se suscitan casi sin control y al final, la historia política de los panameños termina por sucederse tal como la conocemos en la realidad.

No obstante, la historia no termina allí, nuestra protagonista se despide de sus personajes fantasmas y opta por su propio camino en la búsqueda de la paz y desarrollo espirituales que la llevan a encontrar fuerza de flaquezas; vigor que la conduce al encuentro con posiciones espirituales de alcances esperanzadores y de auxilio humanitario, tal como desde los viejos arcanos se viene enseñando a la humanidad, pero que ésta ha olvidado en los afanes y vaivenes materiales de la vida moderna contemporánea.

Se trata de una novela con alcances de ternura en muchos de sus pasajes, con la audacia de la aventura en otros y con la certeza de que el destino de la patria está signado de todos modos por las acciones de sus conductores y por aquellos que, ante las circunstancias, deciden transformarlo con su compromiso leal e inclaudicable a los ideales y las utopías de la libertad y el bienestar general. Una novela en donde los caminos de sus personajes son encuentros con el destino irreversible de la realidad concreta.

-“Caminos y Encuentros: Historia, ontología y esoterismo” Por: ML.Vielka U. de Carrillo, Catedrática de Literatura, Universidad Autónoma de Chiriquí.

En fecha reciente (del 24 al 27 de octubre de 2000) tuve la oportunidad de participar en el certamen literario más importante de nuestro país, experiencia grata y enriquecedora por todo lo que involucra: valorar nuestros talentos nacionales en el campo de las letras, convivir por una semana con escritores connotados de países hermanos, y disfrutar de un variado programa cultural y literario que demostró una organización de primera calidad.

Se trata del Concurso Ricardo Miró, al cual fui invitada para fungir como jurado en la sección de novela, junto con el Dr. Franz García de Paredes y el escritor y antropólogo guatemalteco Carlos René García Escobar.

Quiero referirme en esta ocasión a una novela que se hizo acreedora a mención honorífica por lo sugestiva y original.

Después de los dramáticos años que vivió nuestro país, con la dictadura militar y la represión en la que estaba sumido el sector oposición, llámese cruzada civilista, muchos son los escritores e intelectuales que han abordado el tema desde diversas perspectivas e ideologías.

“Caminos y Encuentros”, novela en cuestión, presentada bajo el seudónimo Brígida del Carmen, cuya autora es Rose Marie Tapia, representa no sólo el sentir de la oposición civilista de la década del 80 cuyo denominador común es el temor y la inseguridad, sino que en una amalgama sugestiva y atrayente captura al lector al presentar una situación trascendente y universal del ser humano, dado a la búsqueda de prácticas esotéricas para solucionar sus problemas y conocer su futuro.

La protagonista es un personaje que evoluciona en su madurez espiritual y llega a la conclusión de que la verdad del ser humano y la respuesta a sus inquietudes y dudas está en el encuentro con Dios y que éste siempre está a nuestro lado, pero nuestra ceguera y curiosidad nos impide verlo.

Barajas, tarot, ouija, control mental, energía universal, metafísica, sirven como marco escénico para plantear la angustia del sector civilista panameño, ávido de un cambio en el gobierno; imbuidos de temor, inseguridad y confusión por saberse la parte más débil frente a un aparato gubernamental sólido y organizado, pleno de poder y autoridad que contaba con muchos delatores que vendían información y así perseguían a todo aquel que no comulgaba con su forma de actuar.

Existen hechos veraces; ratificados con fechas y nombres que le dan a la narración credibilidad testimonial:

“El 6 de junio de 1987, el Coronel retirado Díaz Herrera hizo sus famosas declaraciones que trastocaron la paz en el país de manera inesperada. En medio de una rueda de prensa y con gran estupefacción de todos, se confesó partícipe y protagonista de las más terribles fechorías atribuidas a los militares. En un gesto desesperado desafió el poder omnipotente de Noriega. Ofreció pruebas de negociados, fechorías, infamias, desvergüenzas y muchas actividades delictivas conocidas sobre la gestión de los gobernantes militares...”

Así, en forma sucesiva se recrean hechos vividos en la historia del pueblo panameño. Esas “declaraciones fueron el detonante que exacerbó las protestas ciudadanas... el acontecimiento marcó el inicio de la cuenta regresiva para la caída de Noriega. Fueron semanas de trifulcas callejeras. Manifestaciones por todos lados. El caos imperaba por todo el territorio nacional. La represión era encarnizada y los gritos de justicia se equiparaban en fervor por todas las calles...”

En un hábil juego con el tiempo, la narradora autobiográfica presenta el relato en presente con proyecciones futuras, reveladas a través de las profecías en las barajas, en la ouija y en el conocimiento intuitivo, entre otros, cuando en realidad son hechos pasados.

Marlene, la narradora protagonista domina el mundo narrado, pues es conocedora de las prácticas que utiliza como pretexto, para describir la personalidad de las gentes que la consultan y adivinar el futuro. Es capaz, incluso de tirar las cartas a una persona ausente, como cuando lo hace a Noriega:

“Jamás, en mi práctica de cartomancia me había enfrentado a una composición de barajas con atributos tan negativos. Trataba de encontrar algo bueno, y no lo veía. En la atmósfera que rodeaba a la baraja del diablo, se veía a un hombre acorralado, sin amigos. No tenía amigos, sino cómplices o traidores. Muchos no se atrevían a traicionarlo; no por lealtad, sino por miedo. Otros, motivados por la codicia, correrían el riesgo, estaba rodeado de peligros. Y en el exterior, nadie parecía apoyarlo; se encontraba, ya, totalmente aislado...”

Brígida del Carmen, es el espíritu elegido para ser invocado a través de la ouija y se constituye en una especie de amiga-consejera-cómplice y heroína mítica, que alerta a sus consultores sobre las situaciones políticas y económicas que vivió Panamá antes, durante y después de la “invasión norteamericana de 1989”.

La aventura narrativa se entremezcla con un tono espiritual profundamente reflexivo, que se acentúa en la última parte cuando Marlene descubre que:

“Mediante el control de la mente, la voluntad se torna valor y éste se transforma en poder. Cambiando la modalidad de nuestros pensamientos podemos modificarnos completamente, porque todo lo que somos es consecuencia de lo que hemos pensado.”

Y así, llega al encuentro final con Dios, lo que le da el verdadero sentido ontológico a su vida:

“Comprendí que sólo es tuyo, aquello que puedes entregar. Sentía que no me faltaba nada, que mis reservas de amor, comprensión, de paz y fe son infinitas y en ese momento la vida se convertía en una actuación sin esfuerzo. En ese silencio oraba y me sentía en comunicación con Dios. En ese nivel tuve una visión más clara del amor.”

Es una novela diáfana, que invita a la lectura y que vislumbra a una talentosa y hábil escritora panameña, quien con la publicación de su obra, deja escrito su nombre con letras de oro en la historia de la literatura panameña, pues supo fusionar elementos disímiles como la historia, la ontología y el esoterismo, demostrando creatividad, ingenio y originalidad.

De venta en todas las librerías y puntos de venta de libros en el país. Editor y distribuidor exclusivo:

DISTRIBUIDORA LEWIS:

Tel: +(507)-200-888 Ext: 270 Contáctenos para ubicar puestos de ventas más cercanos
  1. AlejandraComentario

    Quiero decirle que he leído su novela Caminos y Encuentros y la he encontrado maravillosa. Me he identificado mucho con el personaje principal en cuanto a sus intereses por lo esotérico y su fe el poder mental, ya que he estado intentando aprender tarot por mí misma, además de que años atrás mi padre tomó el curso de Control Mental Silva y las técnicas que describe en la novela me son familiares. Estoy muy contenta de haberla adquirido en la última feria del libro que hubo en la ciudad.
    Le comento que hace algún tiempo atrás leí una crítica muy desalentadora sobre las escritoras latinoamericanas que usted anula completamente: la crítica decía que las mujeres latinoamericanas sólo vertían sufrimiento y dolor en palabras y no tenían para nada sentido del humor. Lastimosamente no recuerdo quién hizo esta crítica, pero creo que fue un escritor. De verdad he encontrado esta novela muy gratificante en su sencillez, además de completa y me complace expresar que la generalización equivocada que ha hecho este hombre no marcará la imagen que tengo de las escritoras, ya que a mí me gusta mucho expresarme en papel (mucho más que en palabras, ya que soy muy tímida). Gracias por escribir esta novela llena de frases alentadoras, esperanza y fe, además de un humor muy agradable.

    Alejandra.

  2. Cielo RiveraComentario


    Hola señora Rose:

    Un placer saludarla y a la vez darle mis respetos por ser una gran escritora, en la feria del libro compre 2 libros suyos y hasta solo ayer pude empezar a leer el primero Caminos y encuentros... ¡DIOSS!, me la leí en un par de horas porque cuando empiezas no puedes parar. Felicitaciones es algo que me ha dejado con la boca abierta porque a pesar de mis 23 años, cuando pasó lo de Noriega yo era muy pequeñita y eso a quedado plasmado en mi mente y aprendí cosas que no sabía, aparte fue muy instructivo. Me apasiona la lectura y las novelas desde que era pequeña, pues me transporto completamente al libro y en mi mente lo veo todo es tan agradable. Téngalo por seguro que seguiré comprando todas las novelas que publique por que aparte de ser accesibles por el precio, me encanta su manera de expresarse. ¡Qué DIOS SIGA DERRAMANDO BENDICIONES SOBRE USTED... UNA NUEVA ADMIRADORA MÁS...

    Cielo Rivera
    06/10/2009

  3. Villy PeraltaComentario

    " Sinceramente es que no tengo palabras para expresar lo que pienso de la novela CAMINOS Y ENCUENTROS, nunca en mi vida había leído tantas veces un libro. Cada vez que la volvía a leer me gusta más." Villy Peralta, Panamá

Otras Obras