Un grito desde el silencio

Pink Printed Dress
Pink Printed Dress
Obras
Reseña

El acoso, de cualquier tipo, es un nefasto mecanismo de agresión que viene acompañando a la humanidad desde tiempos ignotos; sin embargo, en los últimos años se le ha prestado especial atención, teniendo en cuenta la complejidad de su trama y los múltiples efectos, todos nocivos, que inciden sobre la víctima y –algo que a menudo nos negamos a considerar– sobre el agresor y los espectadores del hecho.

El campo escolar, sitio destinado a ser escenario de crecimiento intelectual, resulta terreno abonado para el acoso, y para una particular modalidad conocida como bullying. Súmese a esto la aparición casi avasalladora de las comunicaciones electrónicas, con su capacidad de alcance global e instantáneo, las que, en manos de un acosador, pueden ser aprovechadas como instrumento para agredir de otra manera a quienes llegan a caer en sus redes, y tendremos completo un marco tenebroso en torno a niños y jóvenes, quienes por serlo resultan vulnerables ante el flagelo.

En la actualidad, estados y organizaciones tienen en cuenta el foco de perjuicios que supone el acoso, interpretado o no como bullying, y procuran anteponer barreras contra su avance. Hasta ahora, la más eficaz de estas contenciones es la prevención y la formación en valores de niños y jóvenes, sin dejar por fuera la intervención legal que imponga sanciones a los acosadores y procure protección para las víctimas.

Rose Marie Tapia, la más leída de las escritoras panameñas contemporáneas, sobre todo entre el público juvenil, decide contribuir con ese conjunto de medidas adoptadas, y ofrece para tal fin su nueva novela Un grito desde el silencio; el oscuro abismo del bullying. Se trata de una obra que, a partir del formato narrativo, contiene una serie valiosa de orientaciones y sucesos aleccionadores, relacionados con la familia, el hogar y la persona, lo que hace del libro un documento auxiliar para los educadores, padres, estudiantes y profesionales que se enfrentan día tras día con el problema del acoso.

Como sostiene la autora: la información es un potente escudo contra los ataques del acosador; por eso, esta novela viene a reforzar de muchas maneras la armadura que todos queremos ver en nuestros muchachos y, por qué no, en nosotros mismos.

  • Editados: 24,000
  • Portada:
Compartir:

Like

Haga clic para darle un like en facebook.

Puntos de venta

Haga clic para conocer más sobre los puntos de venta.

Editor y distribuidor

Distribuidora Lewis

Ver otras obras

Haga clic para volver al listado de obras.


  • CITAS LITERARIAS DE LA NOVELA UN GRITO DESDE EL SILENCIO

    PRESENTACIÓN DE UN GRITO DESDE EL SILENCIO
    PROF. RAFAEL RUILOBA

    Un grito desde el silencio nos enfrenta con la naturaleza de la violencia escolar como parte de una relación social enferma, compleja, destructiva y peligrosa, y en esta novela está descrita como un tipo de violencia nraizada en la cultura, la cual todavía no terminamos de comprender. La habilidad de la escritora es centrase en los hechos significativos, las anécdotas que ilustran esta violencia y sus posible soluciones. Porque en una novela escrita para jóvenes y adolescentes el lector se apropia de los textos y los hace significar otra cosa distinta a las intenciones del autor, los jóvenes ponen sus significados de acuerdo a la experiencia de su vida y la lectura se convierte en un juego de significaciones determinadas por el dialogo, nos dice la escritora francesa Michel Petit en su libro Nuevos Acercamientos a los jóvenes y la lectura. (1997, p 25) Esto quiere decir que la novela escrita para jóvenes debe estar abierta a dialogar o discutir sus significados y sus sentidos como etapa final de su sentido, ende no se trata de una lectura literaria cualquiera, sino de una lectura dirigida para crear un interpretante una guía de valores, y es esta la dinámica discursiva de la novela: un dialogo con el lector para analizar el problema de la violencia, aspecto dominado con efectividad por la autora.

    Y como la lectura en los jóvenes propicia una intimidad autosuficiente, en ese contexto el lector se pregunta ¿Cuál es la lógica de esa crueldad inocente o la gramática moral de esa inocencia cruel? ¿Cómo me afecta la violencia como víctima, como victimario o cómo espectador? El lector de la literatura para jóvenes se descifra a sí mismo y a sus actitudes frente al tema. Mientras nosotros los docentes debemos preguntamos cómo resolver el problema para proponer soluciones realistas y factibles ¿Será que la cultura cibernética la que ha aumentado la violencia por la falta de iteración personal entre los jóvenes de tal manera que para ellos el otro, el diferente, el débil, el extraño no existe como prójimo?

    ¿Es posible que Ciberbullyng haya incrementado la provocación, el hostigamiento, la denigración, la suplantación de la identidad, la violación de la intimidad, a escala planetaria, porque es una violencia impune? ¿Por qué esta violencia ha infectado la conciencia de la juventud? Acaso es por la glorificación de la violencia y la vacuidad moral de los medios de comunicación que exaltan y la difunden sin crítica? ¿Cuál es el papel de los padres, la comunidad y los medios de comunicación en la génesis de la violencia? ¿Son responsables por omisión o cómplices por comisión? ¿Son responsables también de la solución? Estas son las preguntas que sugiere la novela. Son preguntas que nos ubican de manera realista en un tema que viven los jóvenes, pero que van más allá de los alcances de la literatura juvenil y entran en los problemas de salud pública. Sin duda la violencia es un insumo socialmente programado y por eso Rose Marie Tapia nos obliga a buscar respuestas para solucionarlo, y por eso encausa la lectura interpretativa de sus lectores en esa dirección.

    Y si estas son las preguntas que nos propone su novela Un grito desde el silencio. ¿Entonces quién grita desde el silencio? La víctima mutilada sicológicamente, los victimarios enceguecidos por el crimen, los espectadores deformados moralmente al gozar y tener satisfacciones con la violencia o es la sociedad que no ve, que no oye, que no habla o menciona como crece la violencia en la conciencia de la Juventud.

    ¿Qué pasa con la Juventud ?Por qué unos estudiantes queman a una profesor y a sus compañeros, por qué los crímenes más violentos los cometen los jóvenes? ¿Qué distrofia cultural ha convertido la violencia en la forma de interacción social entre los jóvenes? ¿Es solo un factor el que motiva esto o son muchos? ¿Cuáles son? Y lo que es peor nos preguntamos ¿Por qué los agresores son cada vez más jóvenes? ¿Porque los que ven las agresiones sienten bienestar al ver sufrir a los otros? ¿Porque la ausencia de culpa es el meollo de la moralidad de una sociedad que ha desplazado su responsabilidad al considerarla como problema de salud pública o un delito represivo? Es probable que exista una zona gris en la educación de valores como la solidaridad, el compañerismo y la amistad, la tolerancia y el perdón y este sea un punto ciego lleno de ambigüedades, en la medida en que la interacción entre los jóvenes es virtual. Todas estas preguntas gravitan en la lectura porque leer desencadena en los jóvenes una gran actividad de construcción narrativa. Y por eso la lectura de esta novela es propicia para ampliar la conciencia del lector sobre el problema de la violencia en las escuelas.

    Existan respuestas no literarias a estas preguntas, pero lo más importante es que Rose Marie Tapia, ha introducido estas preguntas en el sistema educativo y en la juventud, para orientarlos en la búsqueda de valores, de soluciones; las ha puesto en la conciencia de los profesores para que su percepción del asunto sea algo que vaya mal allá de un moralismo en chancletas; la ha puesto en conocimiento de las autoridades para que mejoren el hacinamiento escolar y creen un ambiente apropiado, para que la escuela sea un escenario institucional de convivencia. Como novelista lanza la advertencia del peligro sicológico oculto tras la violencia sobre la molicie de una sociedad, que empieza a dar muestras de su declive moral, descuidando las escuelas y la educación; de esta manera fustiga el sueño amodorrado del cinismo y usa su carisma para que el sueño de la comodidad no sea el subterfugio de los desmanes. ¿Qué más podemos pedirle a una escritora?

    No hay muchos escritores que tratan de explicar esta malhaya, más allá de la moda o la anécdota de una malandanza. Otros no pueden hacerlo sin quedar atascados en el pantano de lo efímero, lo cierto es que la Novela juvenil de Rose Marie Tapia con una perspicacia intelectual elabora una metáfora para que la bisagra de la locura no se abra sobre la salud espiritual de la juventud, en proceso de aprendizaje. No olvidemos que la literatura juvenil es una literatura cuyos lectores están en proceso de adquirir hábitos mentales, hábitos de pensamiento y valores morales. Y que estos lectores constituyen el mercado editorial más grande de Panamá y que la lectura de una novela sirva para su formación moral y cívica es un gran logro. Que más podemos pedirle a una novelista.

    Por eso la literatura juvenil, no es una simple mercancía, es una literatura que hay que tomar en serio y en este aspecto Rose Marie Tapia es una escritora valiente y necesaria, una escritora motivada por la bondad y la buena fe, cuya novela Un grito desde el silencio nos enfrenta con un tipo de violencia enraizada en la cultura, la cual todavía no terminamos de comprender, pero que es urgente detener. Este no es un problema nuevo. Ya en los años 1995 del siglo pasado la UNESCO declara el año internacional de la Tolerancia y promueve en las escuelas la práctica de la tolerancia porque las raíces del odio parecen más hondas y tenaces de lo que creíamos. Pero la violencia, el acoso, y la intolerancia se han incrementado en nuestras escuelas y las conductas violentas llegan a actos barbáricos como quemar a profesores y alumnos.

    La pregunta es tienen los sicólogos, los novelistas, los sacerdotes, el sistema educativo un antídoto para regenerar la conciencia de jóvenes agresores que atacan a otro joven porque tiene una situación de poder sobre la víctima, ya sea porque tienen dinero, influencia para garantizar la impunidad. O porque al actuar en grupo se desdibuja la responsabilidad individual y bajo el resguardo del grupo, o atacan a otro sin justificación, porque no le gusta su aspecto físico, su forma de ser sus hábitos, o porque es una forma de aliviar su angustia y por eso humillan y lastiman física y emocionalmente a su víctima. O quizás es porque esta agresión disfraza sus propias carencias, porque a su vez ha sido víctima de la violencia en el entorno familiar.

    Tiene el sistema educativo una solución para las víctimas, para los niños que en su etapa de formación de la personalidad son mutilados sicológicamente por esta violencia o tienen una respuesta para los victimarios o para el goce secreto de los espectadores de esta violencia. Por eso como fundamento de la tolerancia se recomendaba la necesidad de pedir perdón sin humillación a las víctimas. Ahora se recomienda convertir el delito el acoso y la violencia escolar, en particular la violencia cibernética-

    Por eso la lectura y discusión de los temas de esta novela, es necesaria para la educación y la formación de los jóvenes. ¿Será una forma de catarsis personal para las víctimas o una suerte de exorcismo para los agresores y una toma de conciencia para las autoridades. No lo sabemos. Lo cierto es que con ella Rose Marie Tapia nos vuelve a recordar que la escuela debe ser un lugar para la transmisión de valores culturales, a nivel cognitivo, mental, social y cultural, no un antro moral que destruye la autoestima de los estudiantes o que refuerza la conducta violenta con la impunidad.

    Nos recuerda que las autoridades tienen el deber de que la escuela sea un lugar donde los niños se sientan seguros. No un lugar donde se le destruye la autoestima y la confianza en sí mismos.

    Cuál es la solución’ esa es la pregunta que una novelista bondadosa, afable y perspicaz le deja a la sociedad, porque su novela despierta nuestra conciencia dormida ya que no son nuestros niños quienes, gritan en silencio, es la sociedad, es nuestra cultura enferma, la que grita en silencio, y Rose Marie Tapia espera que la oigan.

La salud de una víctima de bullying suele afectarse de manera notable: El estrés es una carga permanente, la angustia, la sensación de intranquilidad y el temor se apoderan del joven en el momento en que su cuerpo y su mente se están desarrollando. Esto afecta los resultados académicos, el aprendizaje y todo su desarrollo, además de sus relaciones familiares y su comportamiento. Esta situación los orilla a un abismo profundo donde las víctimas perciben que no tienen escapatoria.

De venta en todas las librerías y puntos de venta de libros en el país. Editor y distribuidor exclusivo:

DISTRIBUIDORA LEWIS:

Tel: +(507)-200-888 Ext: 270 Contáctenos para ubicar puestos de ventas más cercanos
  1. Padre. Ángel JorgeComentario

    Gracias por esa presentación de tu 19ª criatura.

    Estoy de acuerdo con Rafael y Ariel, que te precedieron. Tus palabras, acertadísimas. Algo de lo que trata tu novela oigo yo que ocurre dentro de nuestro colegio. Son 1.700 alumnos, y es imposible que no se dé este lamentable abuso, aunque mis hermanos están supervigilantes.
    No conocía los versos de Alberti con los que abres tu intervención. ¡Preciosos!

    Recibe todo mi cariño.

  2. Padre José MajadasComentario

    Hola Rose Marie: Una vez más muchas felicidades por tu capacidad de expresar, mediante la novela, toda esa riqueza interior con la que el Señor te ha dotado para comunicarnos con claridad meridiana la visión certera de la realidad, que siempre tuviste en sus más diversas situaciones y de la desde hace muchos años he sido testigo. Sé muy bien que las palabras de Ariel y Ruiloba reflejan lo que todos los que te conocemos admiramos. Felicidades y que sigas cosechando éxitos en la literatura panameña y en ese empeño maravilloso de seguir promoviendo la lectura entre la juventud panameña y de la que esos más de cien círculos de lectores lo manifiestan. Un fuerte abrazo con el cariño de siempre.

  3. Buenas noches querida Rose Marie. Espero que se encuentre bien de salud.
    Ya se acerca la Feria del Libro y estoy muy entusiasmada; quisiera saber si usted asistirá alguno de esos días para ir a verla con mucho gusto.
    La profesora de Español nos asignó el trimestre pasado leer su reciente novela: Un grito desde el silencio, el oscuro abismo del Bullying.
    Esta novela me impactó mucho. Ya tenía un poco de conocimiento sobre el Bullying, pero nunca me había adentrado tanto en este profundo y oscuro abismo. Todo lo que tuvo que pasar Jorge en el colegio tras ser acosado por sus compañeros, pero más aún por Adalberto. Me gustó mucho porque a medida que se narra la historia se conocen más realidades; como por ejemplo, donde inicia el mal comportamiento de un niño, y es que todo radica en el hogar ya que una persona agresiva nace de padres agresivos y esa era la realidad de Adalberto.
    Quiero darle las gracias por escribir tan preciosa novela, y la exhorto a que siga escribiendo porque siempre tendrá una lectora permanente.
    La quiero mucho.

Otras Obras